IBEX 35 2011. RUGIENDO LA TEMPESTAD DE LA DEUDA…

Category: Informes y estudios Published on 12 Nov, 2012
IBEX 35 2011. RUGIENDO LA TEMPESTAD DE LA DEUDA...

Descargar informe

AFFIDÁVIT DE UNA ESPAÑA CARENTE DE CUADERNO DE BITÁCORA: PRESENTACIÓN

Durante los últimos años, formulamos el análisis económico y financiero, de manera más o menos sucinta, acerca de las compañías no financieras que conforman el selectivo IBEX 35.

Es una forma de interpretar el estado de las finanzas de las teóricamente grandes empresas españolas, de comprobar la salud económica de las entidades a las que se considera como tractoras de nuestra economía. De paso, el diagnóstico sirve como termómetro para tomar la temperatura de la economía española concluyendo qué tal anda de fiebre.

Así, abordamos en este documento el análisis económico-financiero de las entidades que conforman el IBEX 35, excluidas las financieras, según cuentas consolidadas a 31 de diciembre de 2011 .

Para ello, nos basamos en los datos que las sociedades objeto de estudio han reportado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) correspondientes al segundo semestre del año 2011.

Durante estas semanas, se celebran las juntas generales de accionistas de la mayoría de esas compañías, donde se aprueban las cuentas anuales definitivas. Es posible que en algún caso se produzca alguna pequeña variación que, sin embargo, no afectará sustancialmente a los balances y cuentas de resultados presentados ante la CNMV referidos al segundo semestre de 2011 que, en definitiva, constituyen las cuentas a 31 de diciembre de 2011. Éstas son la materia prima de nuestro trabajo.

SEMANAS MOVIDAS, INQUIETUDES FINANCIERAS

Vivimos semanas muy convulsas en cuestiones financieras. El Gobierno está impulsando una reforma que realmente se asemeja más a una especie de entregas por fascículos semanales, publicitados los viernes, de una colección cuyo fin ni se presiente ni se otea; tampoco, se divisa la profundidad del pozo de nuestra banca ni hay soluciones positivas que relancen nuestra alicaída y mustia economía.

Los problemas se ciernen sobre nuestro sector financiero, el mismo del cual, durante el mes de septiembre de 2008, en Nueva York, el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se jactaba de que era “el más sólido del mundo”, dentro de una “economía de Champions”; nuestro sistema financiero hace aguas por doquier. Apenas unas cinco entidades bancarias están hoy en condiciones de sobrevivir y los ajustes por deterioros que afectan a sus activos, implican, de golpe, fuertes dotaciones por provisiones; igual puestos a provisionar se llega a provisionar lo que no sería provisionable y se deja de provisionar aquello que sí sería provisionable… Habrá que esperar para comprobar la magnitud del desaguisado.

Sin embargo, por más esfuerzos a la desesperada e infructuosos que se hagan desde el Gobierno, Ministerio de Economía, y no desde el Banco de España, no está tan claro que la efectiva y determinante reforma financiera española cuaje del modo que sería deseable. Cometido baldío, por el momento, el del Gobierno.

FALTA DE CONTROL, RELAJACIÓN EN LA SUPERVISIÓN

La dejación de funciones del Banco de España, la larga ausencia en menesteres de control y supervisión de nuestra autoridades económicas, la relajación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, han dado pábulo a una picaresca bancaria, alimentada por raras figuras de instrumentos financieros colocados entre los cándidos ahorradores, que suenan a timo concertado como, verbigracia, funestas participaciones preferentes, deudas híbridas y otros activos financieros de pelaje bastardo que han perjudicado enormemente a los modestos clientes de las instituciones financieras. La contabilidad creativa sigue cabalgando por nuestras praderas… Y la pérdida de credibilidad en y de España se acrecienta.

Por más énfasis que se ponga desde los estamentos gubernamentales en pos de una determinante reforma financiera, no nos engañemos: esto no tira.

Las cosas, con tanto activo tóxico, tanto gestor aprovechado, tanto bonus percibido por malus, tanta deuda comprometida por los bancos y que éstos tienen que atender ante los mercados financieros, tantos créditos de perfil bajo con independencia de sus alias – activos adjudicados, créditos dudosos, créditos subestándar -, tanto gasto superfluo y mamandurria y chollos para los unos y los otros, bien aposentados en elegantes poltronas de consejos… , sin férreos controles que marcaran los caminos del riesgo y desprovistos de brújulas que guiaran la senda que seguir; mezclando en una explosiva coctelera todos esos ingredientes, pone a España a los pies de los caballos hoy llamados mercados financieros…

NACIONALIZANDO PÉRDIDAS: DÉFICITS BANCARIOS A CARGO DE NUESTROS IMPUESTOS

Estamos ya ante la fase de nacionalización de las pérdidas bancarias. Con nuestros impuestos, los que nos exige Hacienda, hemos de costear todo el guirigay que han montando políticos, banqueros y teóricos supervisores del gran circo financiero.

Y quienes montaron ese berenjenal, se van de rositas. ¡Aquí no pasa nada!

Mas en el sector financiero aún hay más cosillas que limpiar. Por ejemplo, créditos teóricamente calificados como sanos y que responden a refinanciaciones de deuda, a veces ya refinanciadas. Varios de esos pomposos conglomerados que cotizan en el IBEX 35 se hallan en esa disyuntiva. Endeudamiento bancario que, a la hora de la verdad, no se ha podido liquidar. Se prorrogan los vencimientos, se incrementan los costes financieros, se exigen mayores garantías…el crédito no llega a las empresas normales que, lejos de los focos mediáticos, luchan contra corriente y son las que tiran del carro de nuestra economía: las PYMES.

Bien; dicho lo precedente crucemos el umbral de las finanzas del selectivo IBEX 35, penetrando en las entrañas de sus balances y cuentas de resultados correspondientes al ejercicio cerrado a 31 de diciembre de 2011.

zp8497586rq

Comments

Comentarios

 

LA EUROPA VULNERABLE

Europa ha sido golpeada otra vez. Dolor y preocupación al comprobar la tragedia de Bruselas y recordar los aún recientes pasajes terroristas de París. Europa, en su seguridad, se muestra frágil. Parece como si sus debilidades económicas afectaran igualmente a su defensa. Una Europa que apenas crece económicamente, carente a la vez que necesitada de un liderazgo político que le marque el camino a seguir, con sus dudas en cuanto a su propio modelo político-económico con una unión de Estados que, como demuestra la vulnerabilidad de tragedias como las de Bruselas y París, aún tiene por delante un larguísimo recorrido. Los Estados Unidos de Europa, ahora mismo, suenan a utopía. Nadie quiere ceder poder ni autoridad. Cada Estado quiere ser protagonista de su parcela. No hay unión en términos fiscales ni presupuestarios, mientras la economía europea, con la Zona Euro como referencia, vive a dos velocidades que hoy por hoy, empañan el futuro más o menos inmediato de su proyecto. La seguridad de Europa, la unida y la del euro, es precaria. Si la brutalidad de los atentados de Bruselas contagia de temores a los ciudadanos europeos cuestionándose las virtudes de una Europa fuerte, la endeblez de las autoridades europeas, la falta de cohesión entre ellas, el "cada cual a lo suyo", la ausencia de coordinación entre las fuerzas de seguridad, las odiosas políticas de austeridad, abren una peligrosa brecha en el modelo europeo al que se aspiraba. A todo ello, el inefable Donald Trump encuentra renovados argumentos para levantar muros con los que materializar las fronteras, sumando seguidores. Y nosotros, por estos pagos, andamos en funciones...

Próximos eventos

    Ningún evento disponible